MENOS EQUIPAJE, UNA VIDA MÁS MINIMALISTA

Una vida más sencilla, con menos equipaje más minimalista.
A veces olvido regalarme un respiro, el poder percibir el leve cosquilleo que el aire le regala a todo mi cuerpo cuando inhalo y exhalo. Ignoro más de lo que me gustaría el deseo de disfrutar el perderme por unos instantes dentro de mi mente. 

En la publicación de mis "Metas del 2016" les compartía mi deseo de una vida más sencilla, de soltar lo que hace daño y cargar con menos equipaje. Durante las primeras semanas de este nuevo año surgieron cambios y emociones que desequilibraron un poco mi persona pero gracias a que le compartí mi incertidumbre a Mister A pude reflexionar al respecto y dar el siguiente paso. Hoy en Talk and Typo les comparto mis inicios por una vida más minimalista. El por qué tomé esta decisión, lo que he dejado ir, lo aprendido hasta el momento y mis futuros planes. 
 
Durante el transcurso del tiempo comencé a necesitar de la espiritualidad, del sentir que mi vida fluía y que cada hora que formaba mi día la disfrutaba al máximo. Descubrí que en ocasiones mis acciones daban mucho que desear y me entregaba completamente a un ser rutinario del que tanto he tratado de escapar. Estaba muy lejos de la persona que quería ser y entre tanto alboroto no hallaba por dónde comenzar. Entonces, me di cuenta que las maletas llenas de falsas expectativas se estaban haciendo demasiado pesadas. Cargaba con palabras mudas y sentimientos que no eran los míos.

Ayer por la noche, después de mucho tiempo de introspección, comenzó esta reestructuración y nuevo estilo de vida. El primer gran paso era la desintoxicación de mi espacio. Era tiempo de organizar mi habitación, de eliminar lo innecesario revisando cada gaveta y cajón para decidir qué se necesitaba soltar. Me sorprendí enormemente que en el lapso de dos horas había llenado una bolsa de basura y separado una pila de revistas, diademas, esmaltes y demás objetos que pensaba donar. 

Hay personas que creen que una vida minimalista es tener: dos pares de jeans, diez blusas, tres suéteres y un cuarto al puro estilo escandinavo que parece salido de Pinterest. Pero no es así. Una vida minimalista varía muchísimo de persona a persona y lo que para mí es sinónimo de sencillez, para otro puede ser un montón de recuerdos inservibles.

"Una vida más sencilla es tener solamente lo que nos nutre el alma, cuerpo y corazón. Lo que es importante para nosotros, lo que nos lleva a nuevos descubrimientos de nuestra persona o nos da piso. Una vida más minimalista no carga con equipaje extra ni se aferra a personas tóxicas." 

Me gusta tener mi estantería lleno de libros y eso no significa que no soy una persona minimalista al contrario, guardo con esmero lo que me es importante pero dejo ir los que no me gustaron o los que me encantaría que les dieran una segunda oportunidad. Soy recolectora de experiencias y no de objetos que quitan espacio. Cuando mi memoria empiece a fallar echaré un vistazo a mi colección de fotografías y sentiré el gozo de haber vivido tanto. 

Una vida minimalista entre sus distintos puntos también encierra nuestras relaciones. Tengo 40 pseudo amigos o 5 mejores amigos, 7 compromisos obligatorios o un día completo rodeada de las personas que quiero. La opciones son muchas y la que elijamos debe ser la que nos haga 100% felices. 

Les comparto un reto minimalista al que me he unido del blog Into Mind. 
No duden en visitarlo y aprender cómo hacer esos pequeños cambios día a día. 
¡Se los recomiendo muchísimo si desean iniciar por este estilo de vida!

Un reto de 30 días para una vida más minimalista.

 
Muy pronto les traeré otra entrada hablando sobre el tema y los cambios que ha habido. Mi siguiente reto es limpiar mi guardarropa y mis hábitos pero recuerden, no es necesario dejar ir todas sus pertencias pero sí preguntarse: ¿lo necesito? ¿me aporta algo? ¿me recuerda algo importante? 

¿Llevas una vida minimalista?
¿Qué opinas de ella?
Con amor y para siempre
Bibiana
share:

10 BOOKS ON MY 2016 READING LIST!


book-reading-goals-photography
Cuando me pregunto por qué no logro transmitir las palabras correctas y por qué siento que todo lo que escribo, ya sea para el blog o para escritos personales, no están fluyendo como lo desearía siempre tengo una sola respuesta...falta de lectura. 

No quiero ni compartirles cuántos libros leí en el 2015 pues es una vergüenza para mi persona, por una extraña razón no sentía la necesidad de tomar alguno de la pila que tengo pendiente y disfrutarlos como se debe. Varios de ellos quedaban a medias y no pasaban de las primeras diez páginas. ¡Este nuevo año será completamente diferente! Volveré a ser disciplinada con la lectura y con el empeño que le pongo a cada uno de los textos. Considero que gracias al tiempo que se le dedica a diferentes autores nos encontramos con una oportunidad de aprender algo nuevo y mejorar el estilo de narrativa. Si no leo constantemente siento que mi aprendizaje se frena por completo.

En lo personal llegar con una lista a la librería me facilita muchísimo decidirme por la siguiente lectura y motivarme a no caer en el famoso "reading slump". Realmente extraño traerles reseñas y desahogar todo lo que pienso sobre mi más reciente lectura pero es que en verdad no andaba en modo "lector". Es por eso, que me hice una postal muy sencilla que pueda llevar en mi bolso cuando voy a la libreria y también me sea de ayuda para poder recordarme qué libros tengo pendientes por leer cuando no me decida por algún otro. No sé, pero últimamente me he vuelto muy fanática de hacer listas y me emociona tachar cada uno de esos recuadros.
 

La mayoría de estos libros los he postergado por tanto tiempo ya sea porqué siempre encuentro otro que llame mi atención o porqué simplemente no me he animado a tomarlo de mi estanteria. ¡Hay que ponerle remedio a esto!

Mister A tiene el título de La Templanza de Maria Dueñas (¡Oh sí! Le compartí una de mis escritoras favoritas) y creo que este fin de semana me lo va a prestar así que el primero de la lista probablemente sea tachado en muy poco tiempo. 

Esta semana ha estado lloviendo todos los días en mi ciudad y no sé ustedes pero en este tipo de días solamente me dan ganas de quedarme en casa y leer junto a una taza de té. 
 
¿Has leído alguno de ellos?
¿Cuál otro me recomiendas? 

Con amor y para siempre
Bibiana
share:

2016, VAMOS A COMENZAR ¿NO?


nature-winter-landscape
El año viejo se vino a despedir y su presencia me parece un tanto entrañable. ¿En qué momento los días se fueron tan rápido?  Ni cuenta me di que había dejado atrás 365 días de recorrido y tan solo me percaté de ello cuando el reloj marcó medianoche y todos gritaron ¡Feliz Año Nuevo! Incluso, yo lo vociferé mientras abrazaba a cada integrante de mi familia sin sentir cambio alguno, todo parecía seguir exactamente igual...hasta ahora. Después de los primeros días comienza mi mente a reflexionar, a sobresaturar mi cabeza de pensamientos ahogados en una taza de té que se va enfriando. Otro año más, ¿qué tan diferente fue? ¿qué se ha vivido? ¿qué se ha dejado o aprendido? 

En este momento me encuentro escribiendo frente a mi venta en un lugar distinto al de hace unos meses y hay que añadirle a esta ambientación melancólica el hecho de que está lloviendo, creando el  momento perfecto para dejar que la esencia hable. ¡Me fascina la lluvia!  Todo lo limpia, hace que crezca y renueva. Le da una segunda oportunidad a lo que necesitaba un respiro y al igual que nosotros, refresca el alma.  

El 2015 trajo consigo cosas hermosas, recuerdos que no voy a poder borrar de mi mente y comenzó a mover los engranes correctos. Aunque quisiera que su partida se hubiera alargado un poco es hora de seguir andando, de saber entregarse a lo que viene porque aunque no es un borrón y cuenta nueva si es momento de volver a intentarlo. Es por esa razón que este año no tengo propósitos, ¡tengo metas! 

Personal:
  • Ser más disciplinada. 
  • Hacer dos viajes a sitios que no conozco. 
  • Enfocarme en el siguiente paso del camino. 
  • Dejar las sodas, jugos y bebidas artificiales.
  • Dejar los miedos y aventarme a disfrutar la vida. 
  • Seguir aprendiendo sobre código y ser más autodidacta. 
  • Dejar de comer tanta “chuchería” y comer más verde y frutas. 
  • Retomar el alemán. Darle una cuatro horas de estudio por semana como mínimo. 
  • Ser más consciente de lo que utilizo en mi piel y en su efecto en el medio ambiente. 
  • Llevar una vida más minimalista, soltar el equipaje extra y deshacerme de lo que no sirve. 
Blog:
Cada vez quiero más a mi blog y aunque no pueda decir que soy una blogger de tiempo completo sé que le dedico tiempo y cariño a mi espacio, aunque no siempre sea el que merece. Este año encierra muchos cambios en mi persona y define gran parte de mi camino, Talk & Typo es parte de ello. 
  • Comprar su dominio.
  • Hacer colaboraciones y más reseñas. 
  • Escribir como mínimo dos entradas por semana. 
  • Cumplir con mi calendario editorial. ¡Stick to the plan!
  • Terminar todo el branding del blog y darle mayor exposición. 
  • Tener horarios específicos para escribir en el blog o editar su contenido.  
  • Conectar más con las bloggers de Tijuana e impulsar el talento mexicano. 
  • Llevar una agenda para organizar mi blog y no caer en la desorganización.
  • Aunque mi blog sea de creatividad + lifestyle nunca me he animado a estar frente al lente. ¡Este año vamos a cambiar eso! A dar el brinco completo y no esconderme tanto detrás de los renglones. 
Creatividad:
¡Quiero regresar a lo básico! Siento que después de terminar mi carrera me alejé mucho de lo tradicional y me encerré puramente en el área digital, aunque durante los últimos cuatrimestres le agradeciera a mis profesores que dejamos de comprar tanto material. Me gusta que la creatividad fluya de manera orgánica, no hay momento alguno en donde levantes los ojos y no puedas encontrar algo que te inspire. Quiero crear sentimiento y no hechos. 
  • Retomar el lettering. 
  • Crear mi Art Journal. 
  • Retomar la acuarela. 
  • Escribir mi primera novela.
  • Unirme al proyecto de #Sketching365
  • Leer tres libros por mes, últimamente me he alejado mucho de la lectura. 
  • Tomar otro curso de fotografía. ¡Hay que seguir aprendiendo! 
  • Comprar un cuaderno para llevar mi diario fotográfico. 
  • Continuar con mi propósito del año pasado: “Hacer algo artístico cada mes junto a Mister A”
  • Realizar tres proyectos como mínimo de fotografía. Cerrar el año con una pequeña exposición para familia y amigos.
 
¿Cuáles han sido tus logros del año viejo?
¿Cuáles son tus metas del 2016?

Con amor y para siempre
Bibiana
share:

PHOTOGRAPHY JOURNAL CH 1

¡No puedo creer que ya estamos por terminar el año! Faltan solamente quince días para que el 2015 agarre sus maletas y cruce la puerta. La verdad es que no puedo evitar sentir un poco de frenesí al pensar que fue un excelente año, trajo muchísimos cambios y lecciones vida que me hicieron tocar piso y despertar soñando. Sé que lo que queda de él estará lleno de grandes experiencias. ¡Quince días y continua el siguiente capítulo!

Este año expuse por primera vez mis fotografías en un país extranjero y sin importar que haya sido en el interior de una universidad es algo que nunca voy a poder olvidar. Pude percibir mi crecimiento cuando vi mi trabajo colgado en la pared y darme cuenta de la nueva visión que se desarrolló en mi. Habrán de imaginarse la emoción que sentí al darme cuenta que voy por buen camino y aunque a veces me sienta perdida, la fotografía me ha ayudado enormemente a distinguir a dónde quiero ir. 

Hoy les traje un par de fotografías que sintetizan un poco de mis últimos días: mi cómplice, ratos con amigos y mi mas reciente viaje a las montañas. Quiero comprarme un cuaderno e imprimir en formato postal mis fotografías para que de esta manera pueda llevar un diaro visual de lo que ha sucedido en mi vida. ¡Espero poder hacerlo pronto y compartírselos! 
 

Aunque solamente queden un par de entradas antes de tomarme mis vacaciones navideñas y aprovechar el tiempo con mi familia alejada del ordenador no dejaré de preparar el contenido para iniciar el año como se debe...¡platicando con ustedes! 

¿Cómo han estado sus días?
 
Con amor y para siempre
Bibiana
share: